viernes, 24 de mayo de 2013

LEY DE EDUCACIÓN




Con la nueva ley de educación, el gobierno de Rajoy acaba con la igualdad

de oportunidades, empeora la calidad de la educación y ataca directamente a la escuela pública, recortando duramente la aportación económica y reduciendo la inversión del 5% al 3,9 % del PIB, lo que nos coloca a la cola de Europa.



Una ley que no gusta a nadie, excepto a los obispos o al ministro Wert, (ni siquiera a su propio hermano), pero será aplicada duramente y sin contar con ningún consenso ni dialogo previo.

1.- DESIGUAL... Estudiará quien tenga dinero, los sectores más desfavorecidos y privados de becas no podrán hacerlo.

2.- INJUSTO.. Las reválidas, la segregación temprana del alumnado y la escasez de docentes dejarán en la cuneta a cualquier alumno que presente alguna dificultad.


3.- IDEOLÓGICO.  La asignatura de religión vuelva a ser evaluada
como hace 40 años. Se incumple la Constitución en los art. 17 y 27



4.- Los alumnos de las ZONAS RURALES quedan abandonados, por la falta de recursos.

5.- Se  han despedido ya a 50.000 docentes. No se cubren las vacantes.

6.- Niños por un lado y niñas por otro. A pesar de las sentencia contrarias del Tribunal Supremo.

7.- Se incrementa el número de alumnos por aula a 36 en la Eso, y
42 en bachillerato, con peores condiciones de trabajo para los profesores.

8.- Ha suprimido los 100 millones de euros que aportaba el ministerio al plan Educa3 que ha permitido crear miles de plazas en educación de 0 a 3 años.

9.- El mensaje es claro: Los que tengan dinero para pagar los incrementos de la matrícula en la Universidad podrán seguir siendo todo lo vagos que quieran. Los que no tengan dinero se tendrán que ir a casa, si no pueden pagarlo.


Según el ministro Wert: "Yo les puedo aseguar que estas medidas no afectan ni sustancialmente ni directamente, ni siquiera indirectamente a la calidad de la educación".

   Ahora resulta que en España se va a mejorar la calidad de la educación volviendo a cambiar la educación infantil por las guarderías, aumentando el número de alumnos en las aulas, reduciendo el número de profesores y empeorando sus condiciones de trabajo; incrementando la dificultades de acceso y permanencia en la Universidad a los alumnos sin medios económicos

    Que barbaridad...!!