miércoles, 11 de julio de 2012

Que no cobren por aistir a los plenos

El Grupo Municipal Socialista pide en el Pleno que no se paguen las asistencias a Plenos y Comisiones.


En el último Pleno municipal los concejales del Psoe pidieron a la alcaldesa que no se paguen las asistencias a los plenos ni a las comisiones, para dar ejemplo de austeridad.

Ante las erróneas  decisiones  que está tomando la alcaldesa en relación con los recortes que está aplicando con el peligroso apagado de las farolas de las calles del pueblo, la eliminación de todo tipo de ayudas al colegio público, y a las asociaciones, el encarecimiento de las fiestas y la eliminación de actos festivos, así como también la eliminación de servicios gratuitos (certificaciones, fotocopias,  permisos de quema, bandos por mensajes a móviles, etc.) que antes se llevaban a cabo, de manera gratuita y que ahora han desaparecido o se tienen que pagar.



Además de los recortes y con la notable falta de actividad en el ayuntamiento, como consecuencia de la paralización de obras y actuaciones de mejora y mantenimiento de instalaciones municipales, el GMS entiende que por parte de todos los concejales se debería dar ejemplo y no cobrar por este tipo de dedicaciones y ser ejemplo de coherencia con las medidas  que ella misma está aplicando a sus propios vecinos.




Por lo tanto, viendo que en ocasiones hay alguna comisión de Gobierno en la que sus integrantes cobran 60 euros por asistir, mientras que la alcaldesa llega a recibir hasta 95 euros, de cada reunión y que según la propia acta de la sesión, solo  sirve para conceder una licencia de obras de 15 euros, o la adjudicación del local cultural a una u otra persona. No parece necesario realizar estas comisiones cada semana y evitar estos gastos en un ayuntamiento que está tratando tan mal a sus propios vecinos.

Cabe recordar que hace un año,  la alcaldesa  en una de sus primeras decisiones decidió subir la cantidad que  percibe por las asistencias, y que  estos gastos suponen más de 1.200 euros mensuales. Lo cual supone  muchísimo más de lo que supuestamente se pretende ahorrar apagando las luces y que además podría pagar becas para libros de texto y comedor escolar, como se hacía antes.

Por otra parte también se criticó el hecho de que la alcaldesa haya gastado más de 30.000 euros en hacer auditorías que no le han servido de nada, y  que bien le hubiera podido informar el secretario del ayuntamiento sin que se hubiese malgastado tanto dinero, con el que haber compensado los recortes que está aplicando ahora

DESDE EL AGOSTO SE HA DUPLICADO EL GASTO
EN TELÉFONOS MÓVILES