martes, 26 de junio de 2012

UN AÑO PARALIZADO




   La actual parálisis  de la gestión del Ayuntamiento en los todos los temas que afectan a los vecinos, se hace mucho más evidente en la falta de soluciones al problema del suministro eléctrico en algunas zonas del pueblo, que provoca que en algunas viviendas del pueblo el suministro eléctrico sea de muy baja calidad y con niveles  muy por debajo de los 220 v por lo que tienen muchas dificultades para poner en marcha aparatos eléctricos como microondas, hornos, aires acondicionados, calefacciones etc.

    Para solucionar este problema por parte del anterior equipo se acordó con la compañía Iberdrola, un convenio para la colocación de un nuevo transformador en la calle Almendijar, que podría suponer una nueva distribución de las líneas eléctricas en el municipio y con ello  la mejora de la calidad del suministro en todo el pueblo, pero especialmente en los puntos más alejados del transformador, como la calle Almedijar, la Mina, la calle del Castillo etc, que actualmente sufren diariamente una caída de tensión y un servicio de muy baja calidad y cuyos vecinos afectados padecen diariamente.

   Así pues, desde que el proyecto comenzó a ejecutarse hace más de un año, con la canalización desde el viejo transformador del Calvario, hasta la calle Almedijar, y la posterior colocación de la máquina de transformación al final de la calle Almedijar hace más de medio año, nada se ha hecho para solucionar el problema. 


A día de hoy el transformador instalado sigue sin funcionar y todo permanece inactivo, sin solución y pendiente de que alguien haga algo, pero mientras tanto los vecinos sufren el problema en sus viviendas y el escaso suministro eléctrico en La Mina sigue sin mejorar.

    Será necesario que se actúe en este tema, y se de una solución lógica a un tema que lleva ya demasiado  tiempo paralizado y que sufren las personas que viven en el pueblo.