miércoles, 27 de mayo de 2015

YA NO FALTA ....NADA


Con la derrota del PP en Castellnovo se pone fin a cuatro años de la peor gestión municipal de la democracia.

   M. Teresa Gonzalvo, ha dilapidado en cuatro años todo el margen de confianza que le otorgo el pueblo en las pasadas elecciones. Aunque nadie conocía cual iba a ser en realidad su verdadero programa, ya que si se hubieran conocido antes,  cuales iban a ser sus actuaciones, no le hubieran votado.


El desprecio por quienes no piensan como ella,  actuando con soberbia y  arrogancia sin escuchar a nadie.
La subida de impuestos "a lo bestia"
La falta de transparencia.
Malvender el agua potable para 25 años.
No presentar las cuentas  de la comisión de fiestas. 
Negar la información, incluso a los concejales.
Despedir a trabajadores y contratar a su propio hermano.
Las multas de tráfico, sin sentido.
Bloquear el acceso de la calle de la carpintería metálica.

Eliminar  el alguacil municipal.

Y un largo etcétera.. que ojalá pronto olvidemos, han sido sin lugar a dudas,  los verdaderos  motivos de que la noche electoral supusiera una notable derrota, del PP, pero especialmente de la propia alcaldesa,  de forma muy personal, que de alguna manera ha recogido lo que sembró.

Quién llegó a decir recientemente que contaba con el apoyo del 90% de la población, ha pasado de ganar por más de 70 votos a perder por más de 30, es decir, un total de más de 100 votos perdidos.

Poco han tenido que ver en esta derrota ni siquiera los concejales que le acompañaron en este mandato, pues han sido meros figurantes, sin voz (y casi sin voto), en una gestión tan personalista, que no  ha permitido nunca,  ni la menor ocasión a los ediles de actuar por su cuenta. 


Exceptuando quizás,  el concejal de fiestas, a quién ni siquiera pidió que presentara las cuentas ni los justificantes de los últimos años, tantas veces solicitados.

Sin embargo es el Partido Popular en su conjunto,  el que ha perdido una gran ocasión, tras veinte años en la oposición, y con todas las instituciones a su favor, ha sido incapaz de llevar a cabo una gestión razonable, que con un mínimo de buenas formas, le hubiera permitido tener opciones de ganar las elecciones.

Tomemos nota todos de esta  catastrófica gestión, y de estos malos modos empleados, para nunca se repitan. Y confiemos que nos nuevos gestores del ayuntamiento nos traigan otros tiempos, de tranquilidad, de sensatez y de cordura que tanto han faltado en estos cuatro años.

Nuestra más cordial enhorabuena a los ganadores de la candidatura del Psoe encabezada por Carmina Gil, que  tanto se lo han merecido por su buen trabajo y su buena campaña electoral, y les deseamos mucha suerte en su gestión, a partir del próximo día 13 de junio.

Muchas gracias a todos por haberlo hecho posible.



Ahora si que ya falta muy muy poco.