miércoles, 1 de agosto de 2012

La falta de precupacion deteriora la imagen del pueblo



EL SOMBRAJO DE LA PLAZA NUEVA DEGRADA
LA IMAGEN DE  ESTE BONITO LUGAR
 Cada día se hace más patente el lamentable estado en que se encuentra el pueblo, por la desidia y la despreocupación que tanto dañan la imagen del municipio, para los que vivimos en él todos los días y también para aquellas personas que nos visitan, y que  se dan cuenta de que la situación es cada día peor.

PALMERA SECA POR FALTA DE RIEGO

En el aspecto urbano, resulta lamentable la suciedad de las calles, que da la sensación de que nadie esté dedicado a la limpieza y por supuesto durante los días festivos todavía es peor pues no se hace nada para evitarlo, siendo en muchas ocasiones los propios vecinos quienes limpian las calles, puesto que si no lo hacen ellos, no lo hace nadie.
A todo ello, hay que sumar las impresionantes muestras de las defecaciones de los perros en distintas zonas, pero especialmente en el castillo y el calvario, que nunca se limpian  y se encuentran completamente descuidadas,



EL ESPEJO ESTÁ ROTO DESDE
HACE MÁS DE UN AÑO
El material del mobiliario urbano también deja mucho que desear, ya que ha quedado tan descuidado como abandonado. El mayor ejemplo es el espejo roto de la calle Soneja, un elemento necesario para la seguridad vial que lleva más de un año roto y sin que haya sido sustituido. Ahora todavía resulta más necesaria por la colocación de la placa de dirección prohibida en el acceso a la calle Iglesia.

La falta de todo tipo de cuidados de las plantas ornamentales en todos los lugares del municipio (calvario, castillo, glorietas..) pero sin duda el mayor abandono se visualiza en el paseo de la Mina, que ni se atiende, ni se riega. Y seguramente será mejor que no se pode tampoco, visto el resultado de la poda del espliego en el calvario y en  el castillo).



Por supuesto los caminos rurales siguen cada día peor. Pues si no se arreglan nunca, cada vez se van deteriorando mas, mientras los agricultores y todas las personas que circulan por ellos ven con desesperación como no se está haciendo nada para solucionar el problema.


La fuente de la rambla se ha secado, probablemente habrá quedado taponada por alguna raíz, como en otras ocasiones, y no sería muy difícil solucionar este asunto, pero dada la agilidad y la capacidad de resolución de este ayuntamiento estamos convencidos de que se enteraran ahora por leer este artículo, ya que no  son capaces de darse una vuelta y conocer de primera mano las necesidades de su pueblo.


El paseo de la Mina presenta un estado de deterioro y abandono, como nunca se había visto. Y el paraje de la pinada de la Mina, está más descuidada que nunca. El resto del entorno también es preocupante con el amontonamiento de basura en la zona y el césped casi se ha muerto por ¡¡falta de riego!!


Eso sí, para colmo resulta que el paseo de la Mina se encuentra totalmente iluminado. Y si estuviera limpio produciría una sensación agradable para pasear allí, como hacen muchos vecinos del pueblo. Sin embargo al regresar del paseo a sus casas,  los vecinos contrastan la luminosidad del paseo con la oscuridad de las calles, que parecen las de  un pueblo fantasma, y que ha quedado tan oscurecido  en algunos puntos, que alguien podría sufrir algún accidente con la consiguiente responsabilidad del ayuntamiento.