lunes, 5 de septiembre de 2011

La Alcaldesa de Castellnovo paraliza las viviendas tuteladas y el centro de día

La alcaldesa de Castellnovo junto con su equipo de gobierno ha decidido paralizar el proyecto del edificio residencial del Centro de Día y las Viviendas Tuteladas.

En el último Pleno del Ayuntamiento de Castellnovo, con el voto en contra del Grupo Socialista, se decidió modificar el proyecto del Plan de Obras y Servicios necesario para poner en marcha el Centro de día y la Residencia para Mayores. Esta modificación consistió en sustituir esta partida presupuestaria que ascendía a 62.000 euros en favor de un nuevo proyecto de colocación de vallas e iluminación en el polideportivo del municipio.

Esta decisión ha causado conmoción y sorpresa en el grupo de la oposición, que "no entiende la necesidad de desviar ese dinero para unas acciones que en su opinión no se pueden justificar, ya que las viviendas tuteladas están terminadas y el polideportivo tiene iluminación suficiente". "Estamos convencidos de que esta decisión obedece a un impulso personal de abandonar el proyecto de política social más ambicioso de los últimos años únicamente por haber sido realizado por el anterior gobierno socialista. Si además este tipo de tipo de actuaciones fueran necesarias deben solicitarse a través de los planes de deportes de la Diputación Provincial, y no eliminando el dinero destinado a proyectos sociales"
Edificio de viviendas tuteladas y centro de día en Castellnovo

Loa concejales del partido socialista denunciaron "la falta de respeto y solidaridad "de Teresa Gonzalvo por las obras sociales destinadas al sector mas desfavorecido de la población, a pesar de que este proyecto afecta directamente a la población de edad más avanzada, mayoritaria en el municipio.
El Plan de Obras y Servicios que ha quedado paralizado por sorpresa contemplaba la dotación de mobiliario suficiente para permitir la inmediata puesta en marcha del edificio residencial tanto para el Centro de Día como en las Viviendas Tuteladas. Este cambio de prioridades del Ayuntamiento supone un recorte en los gastos sociales y vendrá a retrasar considerablemente la puesta en funcionamiento de este servicio dedicado a las personas mayores del pueblo, del mismo modo que dificulta la creación de puestos de trabajos que podría generar su apertura. Desde el grupo socialista se plantean la necesidad de movilizar a la población para impedir que este proyecto quede abandonado.