domingo, 14 de marzo de 2010

Olmo de Castellnovo: Cortar para crecer

Bernabé Moya, botánico y Director del Departamento de Árboles Monumentales de la Excma Diputación de Valencia ha realizado esta semana la poda habitual del Olmo de Castellnovo. El proceso ha consistido en podar las ramas que estaban secas y aquellas ramas grandes con riesgo de rotura o desprendimiento en su copa.
Las labores han sido realizadas por este equipo especializado de la Diputación de Valencia respetando al máximo la estructura del árbol para que conserve la mayor cantidad posible de madera sana. El pasado verano el Olmo sufrió la caida de una de sus ramas por lo que esta vez ha sido necesario reducir bastante peso en la copa del árbol para evitar accidentes y mejorar su desarrollo, tanto desde el punto de vista ornamental como de la seguridad ciudadana.
Bernabé y su equipo mantiene la vigilancia estricta con este centenario ejemplar desde hace más de diez años: analizan, controlan el proceso de crecimiento, fumigan los insectos y cortan las ramas en cuanto se secan.
Para ellos el Olmo de nuestro pueblo es un viejo amigo al que cuidan con mimo. Considerado árbol monumental por la Diputación de Valencia, está especialmente protegido y las acciones de manipulación están coordinadas y dirigidas personalmente por esta estupenda brigada de salvadores de árboles
«Con las lluvias de abril y el sol de mayo», el viejo olmo del poema de Machado recuperaba cada primavera el vigor hurtado por el rayo; del mismo modo dentro de unos meses nuestro Olmo brotará con savia renovada y cobijará de nuevo a los vecinos de Castellnovo que se refugian bajo su sombra.