martes, 21 de febrero de 2017

DESAPARICIÓN DE ORDENADORES AYUNTAMIENTO CASTELLNOVO



LA EX ALCALDESA DE CASTELLNOVO TENDRÁ QUE DECLARAR EN EL JUZGADO POR LA DESAPARICIÓN DE VARIOS ORDENADORES PORTATILES.


La ex alcaldesa de Castellnovo, Teresa Gonzalvo Llop ha sido citada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Segorbe, por la desaparición de varios ordenadores del Ayuntamiento de Castellnovo, ya que desde hace mucho tiempo que por parte del actual equipo de gobierno se le han venido reclamando. Concretamente cuando se descubrió una factura de compra del material informático y se comprobó que dichos ordenadores habían desaparecido de las dependencias
municipales.

    Así las cosas, el viernes día 24 de febrero, junto a Teresa Gonzalvo, tendrán que acudir a declarar al Juzgado tres de los cuatro  concejales populares de la pasada legislatura: Agustín Pau Domingo, Maria Soledad López Orduña y Juan Antonio Rodriguez López; los cuales no entregaron los ordenadores portatiles cuando se les requirió para que los devolvieran al Ayuntamiento desde el año 2015.

     
Cabe destacar que el  ex concejal José Luis Soriano no ha sido citado por el juzgado,  porque este ex concejal sí que decidió devolver el ordenador que tenía en su poder, ya que cuando se le requirió para que lo aportara,  entendió  que debía aportarlo y decidió devolverlo de manera inmediata.

      Es obligación del Ayuntamiento de cuidar por los bienes municipales y muy especialmente del propio secretario del Ayuntamiento, que también disponía de otro de estos ordenadores, y que podría ser requerido por el Juzgado para que preste declaración, sobre esta posible malversación de caudales públicos,  ya que en su condición de funcionario de carrera, y de fedatario público le afecta su obligación de velar por los bienes del municipio, y de decir verdad de lo que realmente ocurrió con estos ordenadores que son propiedad del ayuntamiento de Castellnovo y por extensión de todos los vecinos del pueblo.

El Juzgado también les ha apercibido de que en caso de no comparecer pueden incurrir en multa de hasta 5.000 euros.


Cabe recordar que Teresa Gonzalvo, cuando perdió las elecciones municipales en el año 2015 dimitió inmediatamente, sin llegar ni siquiera a tomar posesión de su cargo.