martes, 6 de marzo de 2012

La Generalitat no paga a los trabajadores de la Mancomunidad del Alto Palancia

A pesar de sufrir un retraso de cinco meses en el cobro de sus nóminas, los trabajadores de la Mancomunidad Intermunicipal del Alto Palancia (Soneja) siguen prestando sus servicios a la administración y al ciudadano.
El retraso viene motivado por la falta de pago por parte de la Generalidad Valenciana, SERVEF y Federación Valenciana de Municipios y Provincias, de sus aportaciones a la financiación de los servicios que presta dicha Mancomunidad, que en muchos casos se trata de servicios que debería prestar directamente la Comunidad Autónoma, y que los municipios constituidos en Mancomunidad deban afrontar para que los servicios lleguen a los ciudadanos de todos los pueblos de la Comarca.
La Generalidad Valenciana, el SERVEF y la FVMP acumulan dos años enteros, 2010 y 2011, sin satisfacer sus aportaciones, que ascienden ya a 620.000 €, lo que se ve agravado por la falta de pago de las cuotas de algunos Ayuntamientos que integran el ente supramunicipal que ascienden a 169.000 €.
Durante el pasado mes de diciembre se llevaron a cabo ocho despidos de empleados de la Mancomunidad Alto Palancia, produciéndose una merma en la calidad y frecuencia de los servicios prestados, pese al esfuerzo del personal que permanece al servicio de la entidad. Con ello, en definitiva, es el ciudadano el que sufre el perjuicio dado que en la Comarca no existe duplicidad en cuanto a los servicios que presta la Mancomunidad.
La presidenta de la Mancomunidad, Teresa Gonzalvo, del Partido Popular, tampoco se ha manifestado en apoyo a los trabajadores de la organización que preside.